Inicio Noticias Internacionales El curioso caso de Diego Milán

El curioso caso de Diego Milán

8 minutos para leer
Comentarios desactivados en El curioso caso de Diego Milán
0
11

A Diego Milán (10 de julio de 1985) le buscan los profesionales españoles que hoy salieron en la primera etapa del Tour de San Luis para saludarle y exclamarle admirativamente eso de “qué par de huevos tienes”. El aficionado español habrá oído su nombre cada año, desde 2003 hasta al menos 2011, ligado al ciclismo español y a las selecciones nacionales de aficionados. Pero su vida cambió, en parte porque el ciclismo europeo no consideró sus méritos y también porque el amor le trasladó a otro país y le añadió otra nacionalidad. Se casó con una mujer dominicana en 2012 y ahora, en la carrera argentina, lidera un bloque dominicano que se ha construido él solito y viste el maillot de campeón del país caribeño por segundo año consecutivo.

Diego Milán estrena un equipo pequeño de la tercera división profesional pero bien pertrechado: el Inteja-MMR, marcas que corresponden a una constructora dominicana y a un fabricante español de bicicletas, respectivamente. Son ocho corredores, dirigidos por el ex profesional español Adrián Palomares: cuatro dominicanos, tres españoles y un colombiano. Por cierto, han llegado a San Luis con la nómina de enero ya ingresada en sus cuentas.

El cerebro de todo es Milán, quien hace dos temporadas, tras un 2012 sin equipo profesional, entró un equipo luxemburgués, Differdange-Losch, gracias a que llevaba un copatrocinador para la formación. El albaceteño había comenzado a competir en la República Dominicana en 2010, cuando se encontró sin equipo tras la marcha del Acqua & Sapone. “Y, bueno, hice amistad con la Federación, todo el país me abrazó y ya empecé a dar los pasos para la doble nacionalidad. También hice amistad con el propietario de Inteja, nuestro sponsor principal, y poco a poco le fui comentando un proyecto para que progresara el ciclismo dominicano y también fusionarlo un poco con el español, que pasa momentos difíciles”, nos cuenta Diego antes de la salida del Tour de San Luis. Antes de unirse a los luxemburgueses pasó una temporada, 2011, en el Caja Rural.

“Lo que no me ha dado el ciclismo, poder ir a un Tour o a un Giro, me lo ha dado la vida conociendo a personas excelentes dominicanas”

“Se trata de fomentar el ciclismo dominicano y darle paso a los jóvenes que no tienen salida. También a los españoles. Por ejemplo, hemos firmado a Israel Nuño, el mejor corredor Sub 23 español del año pasado y tenemos previsto pasar a dos más a mitad de año. En su día yo no tuve ayuda. Hice muchos resultados, ningún año me dormí y no hubo un equipo español que me quisiera. He estado en todas las selecciones y en cuatro Mundiales, más dos para los que fui preseleccionado”, relata sin acritud el ya casi treintañero campeón dominicano.

“Lo mío se parece al curioso caso de Benjamin Button”, continúa Diego. “Lo que no me ha dado el ciclismo, poder ir a un Tour o a un Giro, me lo ha dado la vida conociendo a personas excelentes dominicanas, a mi mujer, a mi hijo de 15 meses… Otra vida”, añade. Y está convencido de que su nueva patria merecía que un extranjero como él se pusiera a trabajar para aportar y no para llevarse las riquezas de la isla. “Estoy muy, muy orgulloso de poder hacer por los demás lo que no hicieron por mí. Y llevo este maillot de campeón dominicano con mucho gusto. Ojalá lo siga llevando por tercera y cuarta vez….”

El Inteja-MMR tiene perfilado un calendario que muchos quisieran: San Luis, Vuelta Dominicana, Vuelta a México y un periplo español por Rioja, GP Indurain, Amorebieta, Castilla y León, Asturias, Vuelta a Madrid… Y después de los Panamericanos de Toronto (“importantes para el país”), intentar buscarse un hueco, por méritos, en la Vuelta a Portugal.

¿Seguirá Milán corriendo o pasará a estabilizarse como gerente? “Estoy echando ahora una mano, en la República Dominicana hay muchos aspectos que están perdidos en el tema profesional, pero en cuanto esto camine, yo me centraré en mi carrera como ciclista, que es donde quiero durar muchos más años. Y, antes, ubicar en su puesto a cada uno para que todo funcione bien”, concluye el hombre-orquesta del Inteja-MMR.

Cargue Más Artículos Relacionados
Cargue Más Por Halley González
Cargue Más En Internacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Embajador UE resalta importancia biciletada por el cambio climático en RD

En la justa donde participaron mas de 1,500 ciclistas, hubo un recorrido de 28 kilómetros …